Familia y migración: Una mirada desde la Ciencia, la Tecnología y la Sociedad

Lic..Jennifer Ruíz García

e-mail: cursistajrg@ucm.cfg.sld.cu

Licenciada en Psicología de la Salud. Profesora Instructora de la Universidad de Ciencias Médicas de Cienfuegos. Cuba.

Labora en: Policlínico Laboral. Area VII. Pastorita. Cienfuegos. Cuba.

Cargo: Psicóloga del Grupo Básico de Trabajo.

Introducción:

El estudio de la familia ha sido abordado por diferentes ciencias desde un ámbito de interés particular la Filosofía, la Sociología, el Derecho y la Psicología, las que han aportado el significado del mencionado concepto con diferentes niveles de generalidad. Son innumerables las definiciones del concepto familia y cada una le brinda contribuciones específicas en función de sus intereses investigativos. (1)

La familia, como tantos otros temas de interés, ha sido también punto de mira de la Ciencia y la Tecnología dada que es una institución social de amplio espectro científico e investigativo con propósitos sociales según el contexto y el momento histórico que lo motive, donde los estudios de Ciencia, Tecnología y Sociedad (CTS), también han encontrado su espacio. Desde el siglo XIX la ciencia comenzó a ser el agente fundamental de los progresos técnicos, su integración plena en el mecanismo productivo se realizó en el siglo XX y no es hasta hace 3 décadas cuando el movimiento de la CTS se origina a partir de nuevas corrientes de investigación en filosofía y sociología de la ciencia, y de un incremento de la sensibilidad social e institucional sobre la necesidad de una regulación democrática del cambio científico – tecnológico. (2)

Hoy día los estudios de la CTS constituyen una importante área de trabajo en investigación académica, política pública y educación. (2)

En este campo se trata de entender los aspectos sociales del fenómeno científico y tecnológico, tanto en lo que respecta a sus condiciones sociales como en lo que atañe a sus consecuencias sociales y ambientales. (2)

Su enfoque en general es de carácter crítico (respecto a las visiones clásicas de ciencia y tecnología, donde sus dimensiones sociales son ocultadas) e interdisciplinar donde concurren disciplinas como la filosofía, la historia, la sociología de la ciencia y la tecnología entre otras, por tanto desde una visión CTS es posible apreciar la ciencia y la tecnología como expresiones de la práctica humana, inmersas en un entramado de intereses y valores muchas veces en conflictos, procesos sociales moldeados por una constelación de circunstancias económicas, políticas, culturales, educativas, técnicas y sociales que en gran medida determinan sus trayectorias, usos, riesgos y beneficios. (2)

La ciencia es una forma de la conciencia social, constituye un sistema, históricamente formado de conocimientos ordenados cuya veracidad se comprueba y se puntualiza constantemente en el curso de la práctica social. La fuerza del conocimiento científico radica en el carácter general, universal, necesario y objetivo de su veracidad, (Rosental y Ludin). (2)

La tecnología es el conjunto de conocimientos científicos y empíricos, habilidades, experiencias y organización para producir y utilizar bienes y servicios. Incluye, por tanto, conocimientos teóricos, prácticos, medios físicos know-how, métodos y procedimientos productivos, gerenciales y organizativos, entre otros; identificación y asimilación de éxitos y fracasos anteriores, capacidades y destrezas de los recursos humanos etc, por lo que la tecnología debe ser abordada en el mismo contexto de la ciencia. (2)

Estas trayectorias tecnocientíficas son construcciones sociales en las que intervienen actores con sus propios intereses y valores. (2)

La familia como organización social, así como los fenómenos que ocurren e influyen sobre ella constituyen otra temática de interés para los estudios con enfoque cetecista.

Se define la familia como célula fundamental de la sociedad, importantísima forma de organización de la vida cotidiana personal, fundada en la unión matrimonial y en los lazos de parentesco; en las relaciones multilaterales entre el esposo y la esposa, los padres y sus hijos, los hermanos y las hermanas, y otros parientes que viven juntos y administran en común la economía doméstica. (1)

La vida de la familia se caracteriza por distintos procesos materiales y espirituales, pues esta es una categoría histórica donde sus formas y funciones se condicionan por el carácter de las relaciones de producción, por las relaciones sociales en su conjunto, así como por el grado de desarrollo cultural de la sociedad concreta y a su vez también influye sobre la vida de la sociedad en la medida en que cumple sus funciones básicas. (1)

Respecto al origen de la familia, la mayoría de los especialistas consideran que en las etapas iniciales del régimen de la comunidad primitiva dominaban las relaciones sexuales desordenadas, a estas las sustituyó el matrimonio en grupo, desplazado más tarde por el matrimonio sindiásmico que al comienzo se convirtió en base de una gran familia, comunidad-materna y, luego de una gran familia comunidad -paterna (matriarcado y patriarcado). (1)

El establecimiento de la monogamia surgió acompañado de la esclavización de la mujer por el hombre donde su fin principal es la acumulación de riquezas y su trasmisión a los herederos legítimos. (1)

La familia es la institución básica de la sociedad pues constituye la unidad de reproducción y mantenimiento de la especie humana por lo que cumple funciones importantes en el desarrollo biológico, psicológico y social del hombre asegurando junto a otros grupos sociales la socialización y educación del individuo para su inserción en la vida social, y la trasmisión de valores culturales de generación en generación. La sociedad descansa en ella como entidad llamada a garantizar la vida armónica y organizada del hombre, es un grupo de pertenencia natural en el cual se establecen relaciones de dependencia y vínculos afectivos entre sus miembros. Posee una estructura jerárquica de carácter dinámico y funcionamiento sistémico. (1)

Desde la atención primaria en salud (APS) se precisa el concepto de grupo familiar como aquel que comparte la unidad residencial y que tiene intereses cohabitacionales. Este grupo constituye aquel conjunto de personas que viven juntas, bajo un mismo techo, en forma regular, y puede incluir aquellas que no tengan vínculos consanguíneos, pero comparten la vida de relaciones como miembros de la familia. (1) Está a su vez se clasifica según el número de miembros en (grande, mediana y pequeña), según la ontogénesis (nuclear, extensa o ampliada) y por el número de generaciones (unigeneracional, bigeneracional, trigeneracional y multigeneracional (3) al mismo tiempo que transita por 4 etapas propias de su ciclo de vida, que marcan con sucesos el desarrollo de la familia, donde cada acontecimiento da paso a la etapa siguiente; estas son: formación, extensión, contracción y disolución. (1)

Dada la diversidad de conceptos y definiciones sobre el tema en relación con los cambios sociales, culturales, ambientales, jurídicos, de época entre otros podemos decir que actualmente estamos frente al fenómeno de la diversidad y complejidad familiar, donde la familia desde un punto de vista genérico no existe, por lo cual hay que tener en cuenta diferentes criterios a la hora de su clasificación como son la afinidad o afecto, grado de consanguinidad y convivencia. Sin embargo, cumple importantes funciones: biosocial, económica, cultural y afectiva, así como trasmisión cultural transgeneracional de valores. (3)

Desde el punto de vista psicológico podemos decir que la familia: es la unión de personas que comparten un proyecto vital de existencia en común que se quiere duradero, en el que se generan fuertes sentimientos de pertenencia a dicho grupo, existe un compromiso personal entre sus miembros y se establecen intensas relaciones de intimidad, reciprocidad y dependencia. (3)

A lo largo del ciclo vital, la familia transita por crisis que pueden estar relacionadas o no con dicho ciclo, estas son: normativas o transitorias y paranormativas o no transitorias; estas últimas pueden traer consecuencias significativas en el funcionamiento y desarrollo armónico de la familia y en la salud, tanto física como psíquica, de cada uno de sus miembros. Entre estas una de la más frecuente es la crisis por desmembramiento, la que se caracteriza por la ausencia de uno o más miembros y que puede estar dada por diversas situaciones entre ellas la salida al exterior, a otro estado o provincia del país. (1)

Cada año, millones de personas se desplazan desde el lugar donde nacieron a otro donde fijan su residencia. (5)

La migración humana se refiere a la migración de las poblaciones de seres humanos y tiene dos acepciones: una amplia, que incluye a todos los tipos de desplazamientos de los seres humanos, y otra, más restringida, que sólo toma en cuenta aquellos desplazamientos que involucran un cambio de residencia de quienes los realizan. (4)

Emigración, es la salida de personas de un país, lugar o región, para establecerse en otro país, lugar o región. La emigración implica una estimación negativa del nivel de vida de una persona y de su entorno familiar y una percepción de que al establecerse en otra parte aumentarán sus perspectivas económicas, sociales o de otro tipo o, por lo menos, de que sus esperanzas de una vida mejor se harán efectivas en el futuro. (4)

Las causas por las que las personas cambian de residencia son variadas: económicas (están sin trabajo y van a otro lugar donde existe una amplia oferta de empleo), por catástrofes naturales (como terremotos, malas cosechas, inundaciones, sequías…), socioculturales (por su deseo de mejorar la calidad de vida en un entorno natural más atractivo y con mayores servicios educativos y tecnológicos) y por guerras y persecuciones políticas o religiosas. La migración de los seres humanos es un fenómeno mundial y está presente en todas las épocas de la historia y en todas partes de nuestro planeta. Estos movimientos de la población se han venido incrementando, sobre todo por el enorme desarrollo de los medios de comunicación a partir de la revolución industrial. (4)

La historia y la prehistoria de la humanidad hacen referencia a los grandes movimientos culturales, económicos, geográficos y políticos que dieron origen a desplazamientos en masa de la población, tanto espontáneo como forzado. En América, a partir del ingreso de los primeros seres humanos, se produjeron amplias migraciones que poblaron todas las regiones del continente. A partir de 1950 en adelante se ha venido desarrollando un proceso emigratorio de dimensiones incalculables en los países del Tercer Mundo, especialmente en los más poblados. (4)

Las migraciones constituyen un fenómeno demográfico sumamente complejo que responde a causas diversas y muy difíciles de determinar, en especial porque debido a las migraciones irregulares o disfrazadas de actividades turísticas o de otra índole, los datos cuantitativos son difíciles de obtener, especialmente en el caso de los países subdesarrollados. Responden a la inquietud generalizada de los seres humanos de buscar siempre un mejor lugar para vivir ya que, como señala Pierre George: La fuente de desigualdad más inevitable (ineluctable en el original) entre los hombres es su lugar de nacimiento) y con las migraciones se intenta superar esa desigualdad. (4)

Teniendo en cuenta lo anterior proponemos como objetivo:

Ofrecer una mirada de la migración y la familia con un enfoque desde la ciencia, la tecnología y la sociedad.

Desarrollo:

Los estudios históricos muestran que la estructura familiar ha sufrido pocos cambios a causa de la emigración a las ciudades y de la industrialización. El núcleo familiar era la unidad más común en la época preindustrial y aún sigue siendo la unidad básica de organización social en la mayor parte de las sociedades industrializadas modernas. Sin embargo, la familia moderna ha variado, con respecto a su forma más tradicional, en cuanto a funciones, composición, ciclo de vida y rol de los padres. El Instituto de Política Familiar (IPF) expresa en su informe Evolución de la familia en Europa (2006) que: “Las crisis y dificultades sociales, económicas y demográficas de las últimas décadas han hecho redescubrir que la familia representa un valiosísimo potencial para el amortiguamiento de los efectos dramáticos de problemas como el paro, las enfermedades, la vivienda, las drogodependencias o la marginalidad”. (6)

Las funciones que antes desempeñaba la familia rural, tales como el trabajo, la educación, la formación religiosa, las actividades de recreo y la socialización de los hijos, en la familia occidental moderna son realizadas, en gran parte, por instituciones especializadas. El trabajo se realiza normalmente fuera del grupo familiar y sus miembros suelen trabajar en ocupaciones diferentes lejos del hogar. La educación, por lo general, la proporcionan el Estado o grupos privados, (4) donde existen otros recursos científicos, tecnológicos, con normas, leyes, programas entre otros que responden a determinados objetivos educativos.  Finalmente, la familia todavía es la responsable de la socialización de los hijos, aunque en esta actividad los amigos y los medios de comunicación han asumido un papel muy importante,(4) viéndose de esta manera cómo influyen ciencia y tecnología en la estructura familiar, donde en ocasiones la ausencia de algún miembro es sustituida por un equipo novedoso que viabiliza y facilita  la actividad escolar del niño, sus resultados académicos en lo que respecta a rapidez, calidad y desarrollo , así como puede mejorar sus relaciones sociales en función, del objeto inusual, costoso y tecnológico que posee, al mismo tiempo que dificulta la espiritualidad y la solidez de cualquier relación interpersonal, pues estas se construyen sobre la base del intercambio de emociones y sentimientos, como el amor y el gusto artístico, el interés por los negocios y por las actividades sociales, las interacciones y formas colaborativas en el hogar, etc. (4) y no sobre elementos materiales, además de que estos los  absorben en el tiempo dejando poco o ningún espacio para fomentar dichas relaciones, estas a su vez juegan un papel fundamental en el desarrollo integral de las personas. A través de ellas, el individuo obtiene importantes refuerzos sociales del entorno más inmediato, lo que favorece su adaptación e integración al mismo. (4)

En el siglo XX ha disminuido en Occidente el número de familias numerosas, este cambio está particularmente asociado a una mayor movilidad residencial y a una menor responsabilidad económica de los hijos para con los padres mayores, pudiéramos mencionar aquí el termino de trabajador migrante, donde las mujeres se han involucrado en el trabajo migrante por varias razones. (7)

Las razones más comunes son de carácter económico (el salario del marido ya no es suficiente para mantener a la familia). Otras razones incluyen presión familiar. Sobre una hija, por ejemplo, que es vista como una fuente confiable de ingresos para la familia sólo a través de las remesas. Las niñas y las mujeres son señaladas en las familias para ser trabajadoras migrantes ya que no tienen una función alternativa viable que cumplir en la aldea local, y si van a trabajar en los centros urbanos como empleadas domésticas al menos pueden enviar dinero a casa. Muchas de estas mujeres provienen de países en desarrollo y son poco habilidosas. Además, las mujeres viudas, divorciadas o solteras que tienen oportunidades económicas limitadas en sus países de origen pueden verse obligadas a dejar de lado la necesidad económica. Por último, la migración también puede sustituir el divorcio en las sociedades que no permiten o no toleran el divorcio.(7) Esto demuestra cómo a pesar del desarrollo humano y de la ciencia y la tecnología, aún sigue la discriminación social de la mujer, siendo subvalorada para el desempeño de estudios u otras labores más intelectuales, al mismo tiempo que se convierten en proveedoras económicas fundamentales de sus hogares, pero por medio de trabajos sacrificados ya que su economía no puede amparar otros estudios  en su país de origen.

En términos de mano de obra migrante, muchas mujeres pasan de un país más opresivo a un ambiente menos opresivo donde realmente tienen acceso a un trabajo asalariado. Por lo tanto, salir de la casa y obtener mayor independencia económica y libertad desafía los roles de género tradicionales. Esto fortalece la posición de la mujer en la familia mejorando su relativa posición de negociación. Tienen más influencia en el control de la casa porque tienen control sobre un grado de bienes económicos. (7)

Sin embargo, esto puede conducir a la hostilidad entre las esposas y esposos que se sienten inadecuados o avergonzados por su incapacidad para cumplir con su papel tradicional de sostén de la familia. La hostilidad y el resentimiento del marido también pueden ser una fuente de violencia doméstica. También se han hecho estudios que apuntan a cambios en las estructuras familiares como resultado de la mano de obra migrante. Estos cambios incluyen un aumento de las tasas de divorcio y la disminución en la estabilidad familiar. Además, el trabajo migrante femenino se ha indicado como una fuente de relaciones más extendida y más familias nucleares. También existe un riesgo de infidelidad en el extranjero, lo cual también erosiona la estructura de la familia. Esta tiene una repercusión en la vida social de la mujer, así como de cada miembro de la familia, influyendo de forma negativa en la salud de sus integrantes al convertirse en un problema social dicha disfuncionabilidad familiar, donde se involucran otros sectores del estado como son salud, educación, cultura, y la policía, incluso sobre el modo de vida social, constituyendo también un problema desde la ciencia y la tecnología pues motiva su estudio e impulsa a la creación de técnicas e instrumentos de evaluación de dicha dinámica para la intervención y ejecución de posibles soluciones a dicho problema social; pues dado el carácter universal de la ciencia, su influencia se extiende a todos los campos de la sociedad, desde el desarrollo tecnológico a los modernos problemas de tipo jurídico relacionados con campos de la medicina o la genética por mencionar algunos. (7)

Frecuentemente, los hijos de los trabajadores migrantes también se convierten en trabajadores migrantes. Existe la preocupación de que esto puede tener efectos psicológicos negativos en los niños que se quedan. Aunque esto no se ha demostrado ser del todo cierto o falso, se han hecho estudios que demuestran que muchos niños de los trabajadores migrantes se gestionan razonablemente bien. Una teoría de por qué sucede esto establece que las remesas compensan en cierta medida la falta de cuidado al proporcionarles más recursos para la alimentación y la ropa. Además, algunas madres migrantes tienen mucho cuidado al tratar de mantener las relaciones familiares en el extranjero, dando pie a la migración por relevos la cual se refiere al hecho de que, en las diferentes etapas del curso de vida, diferentes miembros de la familia pueden tomar la decisión de emigrar. (7)

Por ejemplo, cuando los hijos son pequeños es alguno de los padres, casi siempre el padre, quien se involucra de manera temporal en el proceso migratorio. Sin embargo, una vez que los hijos crecen existe la posibilidad de que los hijos tomen el lugar de su padre o madre como migrantes, casi siempre comenzando por el más grande y pasando la responsabilidad al que le sigue una vez que este decide casarse y formar su propia familia. (7)

La migración por relevos, además de contribuir al ingreso de la economía del hogar a través de las remesas, puede ser un factor que minimice el efecto de disrupción que la migración suele tener sobre la familia. Por otro lado, la migración por relevos supone que la migración es una decisión que involucra a los miembros de la familia y no sólo al individuo que pretende emigrar. La migración por relevos también puede incrementar el capital social de los migrantes y no migrantes a través de la creación de redes de información en las comunidades de origen. (7) Utilizando la tecnología para ello e innovando científicamente para facilitar dicha comunicación pues es algo que aportará ingresos económicos a ambos países debido a la importancia de los lazos afectivos de la familia y la presión que exige sobre sus miembros.

Las causas socio-económicas son fundamentales en cualquier proceso migratorio. De hecho, existe una relación directa entre desarrollo socioeconómico e inmigración y, por ende, entre subdesarrollo y emigración. (7)

La mayor parte de los que emigran lo hacen por motivos económicos, buscando un mejor nivel de vida, mejores condiciones de trabajo y remuneración, o en casos más críticos, el acceso a un empleo. La situación de hambre y miseria en muchos países subdesarrollados obliga a muchos emigrantes a arriesgar su vida (y hasta perderla en multitud de ocasiones), con tal de salir de su situación. (7)

Los vínculos familiares también resultan un factor importante en la decisión de emigrar, sobre todo, en los tiempos más recientes, en los que cualquier emigrante de algún país subdesarrollado, necesita de mucha ayuda para establecerse en otro país de mayor desarrollo económico. (8)

En el mundo actual no solo existe la migración de adultos sino también de menores de edad. Las principales causas de este hecho son: el tener padres que ya han migrado, el querer tener mejor nivel económico para su familia y la búsqueda de una mejor calidad de vida. (8)

En ocasiones la migración infantil puede terminar en escenas trágicas, siendo esto una consecuencia negativa de gran impacto en la historia de la familia y la sociedad, pues ya no solo peligra la vida de los adultos, sino también de los menores, constituyendo esto una violación a los derechos de seguridad no solo migratoria sino también la seguridad del niño, convirtiéndose en un problema de índole social pues las migraciones tienen consecuencias directas e indirectas tanto en los países o áreas de emigración como en los de inmigración. En ambos casos, pueden tener efectos tanto positivos como negativos, para lo cual existen leyes, decretos que favorecen la migración segura y protegen al migrante, los cuales se basan en estudios de carácter científico, social y tecnológico, (8) pues las técnicas creadas para fomentar y aplicar dichos conocimientos que a su vez aportan nuevos conocimientos e informaciones sobre el tema, son producto del desarrollo científico del ser humano, los cuales luego  de ser estudiados, avalados, y puestos en práctica con evaluación de los resultados pueden constituir leyes, que estas a su vez están sujetas a cambios según sigue avanzando la ciencia.

Por ejemplo, en el tema de reunificación de la familia abordado por la organización internacional para las migraciones plantea ¨Hoy en día no existe ninguna definición legal internacionalmente establecida de “familia” y por lo tanto ninguna definición aceptada de la familia de un migrante. Sin embargo, el derecho a la reunificación de la familia está contenido en varios instrumentos legales internacionales. Varios acuerdos y convenciones definen el concepto de “miembro de la familia” para los fines de protección de los derechos de los miembros de la familia de los migrantes y establecimiento de los requisitos indispensables para la reunificación de la familia. (8)

La migración puede provocar múltiples problemas en las familias que van desde el envejecimiento de la población (por la salida de población joven en edad de tener hijos), un decaimiento del rendimiento escolar y de la escolaridad en general (por la disminución general de la matrícula), una disminución de los ingresos públicos (por la emigración de gente trabajadora), etc. Con relación a la salida de gente joven, ha sido tradicionalmente un problema muy serio, sobre todo, en los países de régimen dictatorial: (sobre todo, de varones) en edad de ser movilizados en el ejército. (8)

En investigaciones sobre familia y emigración, se ha desarrollado una elaboración propia de la concepción sobre la familia como sujeto del proceso migratorio, donde se propone apuntar a la correspondiente integración de esa tríada, en su carácter procesual, complejo, dialéctico, dinámico e histórico concreto. Si la inclusión o la salida de un miembro de la familia se conciben como cambios estructurales en su interior, lo cual cambia la correlación de los roles y la interrelación y el carácter de la comunicación en la misma, entonces, ¿qué sucede cuando el sujeto emigra? Por su parte, tiene que reestructurar todas sus acciones para enfrentarse a una cotidianidad que se le presenta completamente distinta y ajena. (9)

Por parte de su familia, debe ocurrir una reestructuración de roles con el fin de cubrir las necesidades y actividades llevadas a cabo por dicho sujeto hasta ese momento, cubrir el rol que queda vacío. La familia que queda en el país de origen, debe reestructurar su vida cotidiana para adaptarse a las nuevas circunstancias por la emigración de uno o varios de sus miembros. Hay que tener en cuenta que las relaciones de parentesco con quien emigra son, en muchas ocasiones, muy cercanas y asumir el rol que desempeñaba determinado miembro dentro de la familia implica el intentar suplir, tanto el papel afectivo como el papel económico, uno u otro determinante o al menos influyente según la dinámica familiar de que se trate. (9)

Independientemente del grado de afinidad, parentesco, conocimiento y cercanía entre ellos, este proceso migratorio no está exento de conflictos, ya sean generacionales, de pareja, paternos filiales u otros, como lo sería en cualquier otra relación familiar. (9)

Es importante reflexionar sobre esta aseveración, por ejemplo, en cuanto a la politización del proceso migratorio cubano y más aún por su proceso de normalización puede provocar que determinados conflictos de orden ideo-político sobresolapen otros, verdaderamente familiares, entre los miembros que emigran y los que quedan en el país de origen. Por tanto, es menester develar su contenido intrínseco no sólo como estrategia concreta de solución de conflictos, sino como parte de las estrategias sociales generales. (9)

Aclaremos aquí que la persona o las personas que emigran pueden ser uno o varios miembros de una misma familia, incluso que puede tratarse de una familia nuclear completa. Entonces, ¿qué sucede con el núcleo familiar en el país de origen? ¿Emigrar significa dejar de ser parte de esa familia, sea nuclear o extendida? La acción de traslado, si bien indica la distancia física, no necesariamente implica una salida o ausencia real. Por ejemplo, el familiar o los familiares emigrados pueden formar parte, aun desde fuera, de quienes cumplimentan la función económica en la que está inmerso su núcleo de procedencia. (9)

Los estudios de familia en Cuba han tenido un amplio desarrollo impulsados sobre todo por los investigadores pertenecientes a las ciencias históricas, sociológicas y psicológicas, que han develado la relevancia y connotación social que ha tenido y tiene el grupo social familia dentro de la formación de la identidad nacional, dentro del proceso de socialización, dentro de la vivencia cotidiana, así como su influencia en la conformación de la sociedad cubana actual. En ellos se incluye, necesariamente, aquellos donde la familia como unidad de análisis se ubica en el eje de las migraciones internacionales. (9)

Cuba a partir de los años 30 del siglo XX se convierte en un país de emigrantes, cuyo patrón migratorio está vigente en la actualidad y con un flujo en ascenso. De relevancia en la vida cotidiana y desde los años 60 –década en que sale un gran volumen de personas después del triunfo de la Revolución en 1959–, se han producido acontecimientos relevantes que guarda la memoria histórica: la “Operación Peter Pan” por la que salieron 14 mil niños en 1961; el éxodo masivo por el Mariel en 1980; los “balseros” por la salida masiva en 1994; la sistemática y ascendente cifra de salidas por mar hacia Estados Unidos; y más recientemente, la infiltración de lanchas rápidas para el tráfico y contrabando de personas, de mayor auge en el 2005 y que continúa actualmente. En nuestra historia reciente, impactada por esos recurrentes eventos migratorios y por la inestabilidad en cuanto a las formas y vías de contacto, la familia cubana atravesada por el proceso migratorio ha sido víctima y protagonista en dichos sucesos. Muchas veces reduciéndose o creciendo, fortaleciéndose o debilitándose, imparcial o comprometida, pero en muy pocos casos, dejando de existir. (9)

Por otra parte, desde los años noventa se comienza a observar una connotación social positiva de la emigración, es decir, una tendencia a establecer relaciones favorables con los emigrados, lo cual propicia un cambio en las relaciones con los familiares que no incluye, necesariamente, la ruptura de los lazos afectivos ‘como sí’ dejaran de ser parte de ese núcleo familiar. Más bien, el mantenimiento de relaciones y su participación en acontecimientos familiares, complejiza la dinámica con respecto al miembro ausente/presente producto de la emigración. (9)

La globalización ha creado un círculo vicioso de circulación del capital, pobreza y emigración forzada, que las restricciones inmigratorias de los países ricos parecen incentivar aún más.(8) Esta situación ha traído consigo crisis familiares, ausencias de miembros importantes para el desarrollo armónico de la familia, además de promover estados emocionales negativos como ansiedad, depresión, tristeza, sentimientos de minusvalía y abandono en los miembros que no emigran, en fin realmente un problema que ha venido afectado históricamente a la unidad y funcionamiento familiar, así como en su composición y estructura y que en los últimos tiempos ha cobrado mayor auge en todos los países del mundo fundamentalmente los más pobres. (8)

La migración no suele ser un proceso individual, sino que abarca a núcleos bastante amplios de personas, tanto en el lugar de origen, como el de llegada y en los tramos intermedios o de tránsito.  Familiares, amigos, vecinos, gestores, autoridades, comerciantes, conocidos, compatriotas, expertos y solidarios, todos son movilizados para facilitar el proceso y todos aportan algo (desde consejos hasta dinero). Recurrir a redes de apoyo ha sido siempre la estrategia habitual y la más generalizada en todo proceso migratorio. Algunos autores, han subrayado la importancia que tienen estas organizaciones informales como vehículos de información sobre el proceso migratorio, facilitadoras de documentos y de contactos con el lugar de destino y amortiguadoras del choque producido por el abandono del territorio conocido y la inmersión en un nuevo mundo de relaciones. La relación dialéctica sociedad-individuo y el carácter histórico de los grupos que la mediatizan, pautan las reflexiones que permiten aportar una nueva dimensión en los estudios de familia entendida como sujeto del proceso migratorio. (9)

En el proceso migratorio, algunas regulaciones hacen uso de la relación de parentesco o consanguínea para ejecutar la emigración, por una parte, ‘como sí’ ello implicara una acogida automática por parte de la familia receptora y, por otra parte, ‘como sí’ a la emigración (definitiva) le fuera concomitante el dejar de ser parte del núcleo familiar de origen. De hecho, determinadas pautas sociales –de orden ideológico, político, migratorio, económico definen los marcos generales de actuación, pero ello no significa su apropiación directa e indiferenciada; más bien son vivenciados de muy distintas maneras por las familias envueltas en tales procesos, de modo tal que no es posible absolutizar uno u otro aspecto por la complejidad de la propia dinámica familiar, esto nos demuestra como la ciencia no es estática, unidireccional ni inexorable sino que está en constante desarrollo a medida que la sociedad avanza y se ajusta al momento histórico en que se encuentra. (9)

Conclusiones:

Las sociedades contemporáneas, inmersas en la creciente globalización que acompaña a la revolución cibernética, enfrentan diversos desafíos producto del nuevo entorno político, económico, cultural y social, extremadamente dinámico, cambiante y complejo. Las migraciones internacionales cobran mayor relevancia en este escenario social ya que las nuevas formas de movilidad espacial se han hecho cada vez más evidentes, se multiplican los destinos y se diversifican los países emisores.

La familia como núcleo, célula fundamental de la sociedad y origen de la misma ha ido evolucionando y desarrollándose al compás de esta, al mismo tiempo que ha sufrido sus cambios, transformaciones y por qué no conflictos, los cuales han modificado tanto su estructura como su funcionamiento, provocando crisis y transgrediendo roles a la vez que modifica y moderniza su forma de estudio, de investigación y análisis.

La familia ha sido uno de los grupos más vulnerables y fuertemente afectados por los efectos desintegradores de la separación, tanto física como emocional, que acarrea consigo la migración internacional.

Esta problemática trae consigo el surgimiento de nuevos teoremas, planteamientos, conceptos y definiciones, lo que ha hecho posible el desarrollo de la ciencia y la tecnología en función de dar solución y alternativas a las problemáticas sociales, como es el caso de las migraciones y su impacto en la familia.

El tema debe motivar nuevos estudios y continuidad del presente, pues ya no solo sería poner la mirada en las migraciones como problema social que pone en riesgo la salud familiar sino la búsqueda interventiva de alternativas solubles a dichas descripciones pues la familia es considerada hoy como el primer núcleo de solidaridad dentro de la sociedad, siendo mucho más que una unidad jurídica, social y económica, una comunidad de amor y de solidaridad.

Bibliografía:

1.     Álvarez Sientes R. Medicina General Integral. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2014.

2.     Agazzi,E(1996): El bien, el mal y la ciencia. Las dimensiones científicas y tecnológicas, Madrid, tecnos

3.     Castellanos Cabrera R. Psicología Selección de Textos. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2006.

4.     Rocío García Abad (2001), “El papel de las redes migratorias en las migraciones de corta y media distancia”, Scripta Nova No 94/11; y Graciela Malgesini (1998), Cruzando Fronteras, Barcelona: Icaria.

5.     Plantilla:Winters, P., De Janvry, A., & Sadoulet, E. 2001. Family and Community Networks in Mexico-U.S. Migration. The Journal of Human Resources. 36 (1): 159-184

6.     Foro Mundial sobre Migración y Desarrollo, http://www.gfmd.org/

7.     Migración, Transnacionalismo y Transformación Social, Cocoyoc, México. (http://www.migracionydesarrollo.org)

8.     Martín, C. y otros (2005) “Transnacional y transfamiliar: prácticas cotidianas de la familia como sujeto del proceso migratorio” del Panel: Familia y Procesos Migratorios, VI Conferencia Iberoamericana sobre Familia, Cuba.

Martín, C. (2006b) “Las migraciones internacionales: causas y efectos en las familias desde un enfoque psicosocial”, en Seminario Internacional sobre problemas de la población mundial en el siglo XXI: dilemas y desarrollo, de la Asociación Cubana de Naciones Unidas (ACNU), Cuba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*