El pan que no desearía tener que comprar

El pan que no desearía tener que comprar no es el que me toca por la libreta, ese es escaso y de mala calidad, aunque en su defensa debo añadir que jamás ha cambiado de precio, lo cual es muy loable, sobre todo en estos tiempos en los que a muchos comestibles le han tirado por la ventana su ficha del costo de producción

Pan revendido

La venta de pan liberado y sus contradicciones

.

Mi pesadilla comienza muy temprano en la mañana, a eso de las 6:00am

cuando el insistente silbato de alguien, que se autotitula “panadero” sin haber horneado en su vida siquiera una simple hogaza de pan, hace de esta palabra su pregón y pone todo su empeño por hacer notar su presencia en el barrio; atrayendo clientes, despertándolos si fuera necesario, todo con tal de elevar sus cifras de venta y maximizar sus ganancias.

Bajo su manga permanecen ocultos algunos ases de la “mercadotecnia” más elevada que estos trabajadores por cuenta propia pueden aplicar, a saber:

  • Adquieren grandes cantidades del pan producido por las panaderías en
    Revendedores a la caza del Pan

    Revendedores a la caza del Pan

    horas de la noche anterior. O en su defecto…
  • Acuden en horas de la madrugada a montar guardia en las panaderías y así garantizar la adquisición de la mayor cifra posible del pan que en estos establecimientos se expende a 3 pesos durante la propia madrugada o en horas muy tempranas de la mañana.
  • No escatiman en esfuerzos por granjearse la aceptación, la buena voluntad de panaderos, dependientes y jefes de turno, con tal de que su presencia jamás sea rechazada por estos importantes actores, sino todo lo contrario; el objetivo es recibir de ellos un trato privilegiado, algo así como: poder comprar “… una bandeja completa” (1) de panes o hasta 50 unidades del mismo cuando la escasez ha colocado otros límites al cliente que intenta comprar su pan “por la cola” y para su familia. (1)
  • Trabajan con márgenes de ganancia sin precedentes, por ejemplo: adquieren barras de pan semidulce a 3 pesos en moneda nacional y lo venden a 5, o lo que es igual; que por cada barra de pan revendida bajo estos términos, se desliza por el bolsillo del “panadero” (en materia de ganancia limpia) el equivalente al 66,6% de lo que le costó adquirir dicha barra.
  • El pan que a ese precio se oferta no siempre se encuentra fresco, no escasean criterios entre la población de que dicho producto “…muchas veces está frío o recalentado”, (2) en este último caso se recalienta para hacerlo pasar por fresco y mejorar su aceptación.
  • El tema del tamaño y peso también deja mucho que desear (3), pues aunque tales elementos deberían ser constantes, se han convertido en variables de valor cambiante y dudoso, lo cual hace temer que la fuente de adquisición del producto no sea en todos los casos una panadería estatal, sino las “forjas” de un “trabajador por cuenta impropia” que se haya convertido de la noche a la mañana en productor mayorista de un alimento que más tarde será llevado al seno de no pocos hogares, con las consecuencias negativas a la salud que pudiera acarrear la falta de un debido control sanitario estatal sobre el productor y su o sus productos.

Los cienfuegueros no hemos corrido con la inmensa suerte de la que si goza Pinar del Río, territorio en el cual, “… por disposición del Consejo de la Administración Provincial”, los vendedores solo pueden agregarle “hasta un peso a cada hogaza o tipo de pan liberado”. Esto obedece a que, durante el pasado año, en el proceso de Rendición de Cuenta de los delegados a los electores, la población impugnó fuertemente de que algunos revendedores le habían añadido dos pesos a las hogazas de pan semidulce, lo que resultaba abusivo para los clientes. (4)

Referencias Bibliográficas:

  1. Martí ZP. Silencio cómplice [Internet]. 5 Septiembre. 2018 [citado 18 de febrero de 2020]. Disponible en: http://www.5septiembre.cu/silencio-complice/
  2. El observador. La parábola del pan y el panadero | | El observador [Internet]. 2017 [citado 18 de febrero de 2020]. Disponible en: https://elobservador.cubava.cu/la-parabola-del-pan-y-el-panadero/
  3. Martínez Alejo JL. Nuestro pan [Internet]. Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba. 2018 [citado 18 de febrero de 2020]. Disponible en: http://www.trabajadores.cu/20181226/nuestro-pan/
  4. Roque RB. Hoy martes 15 nuevos precios topados agrícolas y el pan liberado [Internet]. Portal del ciudadano de Pinar del Río. [citado 18 de febrero de 2020]. Disponible en: http://www.redpinar.gob.cu/es/actualidad/noticias/245-asamblea-provincial/5953-hoy-martes-15-nuevos-precios-topados-agricolas-y-el-pan-liberado.

 

Speak Your Mind

*